Preparar la lana para su uso requiere de un proceso previo meticuloso y lento

Recoger la lana en los baserris (caseríos), clasificarla, proceder a su lavado, escarmenado (apertura de la fibra) y cardado, son

labores realizadas artesanalmente



La técnica principal para la realización de los objetos es el fieltrado en húmedo de la lana con la que se realiza un textil no tejido.

La estructura externa de la fibra de la lana está formada por escamas.

Estas escamas quedan unidas unas con otras mediante el proceso de fieltrado. Para obtener el textil se superponen capas de lana cardada y/o peinada, amasando la superficie con agua caliente y jabón natural hasta compactar las fibras. Finalizado el proceso se aclara el textil liberándolo del jabón.